¿Tienes alguna duda?


Échale un vistazo a nuestras Preguntas Frecuentes y si no resolvemos tus dudas, haz click aquí y escríbenos en el formulario.

Los detectives privados son los únicos profesionales en España autorizados para realizar investigaciones privadas, de las comprendidas en el artículo 48 de la ley de seguridad privada (ley 5/2014, de 4 de abril), relativas a las averiguaciones que resulten necesarias para la obtención y aportación, por cuenta de terceros legitimados, de información y pruebas sobre conductas o hechos privados, relacionados con:

  • Los relativos al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y, en general, a la vida personal, familiar o social.
  • La obtención de información tendente a garantizar el normal desarrollo de las actividades que tengan lugar en ferias, hoteles, exposiciones, espectáculos, certámenes, convenciones, grandes superficies comerciales, locales públicos de gran concurrencia o ámbitos análogos.
  • La realización de averiguaciones y la obtención de información y pruebas relativas a delitos sólo perseguibles a instancia de parte por encargo de los sujetos legitimados en el proceso penal.

Todo detective privado tiene que estar habilitado con un TIP(tarjeta de identidad profesional) y dado de alta en los registros de la unidad de seguridad privada de la policía nacional.

Para poder ejercer como detective privado, tendrás que reunir los siguientes requisitos:

  • Estar en posesión del título de Bachiller, de Técnico Superior, de Técnico en las profesiones que se determinen, u otros equivalentes a efectos profesionales, o superiores.
  • Estar en posesión del diploma universitario de detective privado, reconocido a estos efectos en la forma que se determine por Orden del Ministerio del Interior y obtenido después de cursar las enseñanzas programadas y de superar las correspondientes pruebas, comprendidas como mínimo, en 1800 horas lectivas, desarrolladas, al menos, durante tres cursos lectivos.
  • Estar en posesión de la TIP (tarjeta de identidad profesional), que es concedida por el ministerio del interior y la unidad de seguridad privada de la policía nacional, después de obtener el título universitario de detective privado y solicitarla en los organismos competentes. Para obtener la TIP, además de reunir los requisitos anteriores, se deben cumplir los siguientes requisitos:
    • Ser mayor de edad
    • Tener la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.
    • Poseer la aptitud física y la capacidad psíquica necesarias para el ejercicio de las respectivas funciones sin padecer enfermedad que impida el ejercicio de las mismas.
    • Carecer de antecedentes penales
    • No haber sido condenado por intromisión ilegítima en el ámbito de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, del secreto a las comunicaciones y de otros derechos fundamentales en los cinco años anteriores a la solicitud.
    • No haber sido sancionado en los dos o cuatro años anteriores, respectivamente, por infracción grave o muy grave en materia de seguridad.
    • No haber sido separado del servicio en las Fuerzas Armadas o en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
    • No haber ejercido funciones de control de las entidades, servicios o actuaciones de seguridad, vigilancia o investigación privada, ni de su personal o medios, como miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los dos años anteriores a la solicitud.
    • Superar las pruebas que acrediten los conocimientos y la capacitación necesarios para el ejercicio de las respectivas funciones.

 

Todo detective privado legalmente habilitado tiene que estar en posesión de la TIP (tarjeta de identidad profesional), en la cual debe aparecer además del número de licencia y la fecha de expedición, el número del dni del detective.

Por otro lado usted puede informarse en la unidad de seguridad privada de la policía nacional de su ciudad si la persona o despacho al que tiene intención de contratar es un profesional legalmente habilitado y está en condiciones legales para realizar los servicios de investigación privada.

No, para que un detective pueda realizar una investigación sobre una persona física o jurídica, debe existir un vínculo entre los contratantes y los investigados. Además, los nexos legales para poder llevar a cabo una investigación están recogidos en el artículo 48 de la Ley 5/2014 de seguridad privada, y son los siguientes:

  • Los relativos al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y, en general, a la vida personal, familiar o social.
  • La realización de averiguaciones y la obtención de información y pruebas relativas a delitos sólo perseguibles a instancia de parte por encargo de los sujetos legitimados en el proceso penal.
  • La obtención de información tendente a garantizar el normal desarrollo de las actividades que tengan lugar en ferias, hoteles, exposiciones, espectáculos, certámenes, convenciones, grandes superficies comerciales, locales públicos de gran concurrencia o ámbitos análogos.

Si tiene dudas sobre si puede contratar o no una investigación, consulte con nosotros y le asesoraremos sin compromiso.

 

Si, las pruebas aportadas por los detectives privados son totalmente válidas ante cualquier tribunal de justicia, tal y como establece la Ley 23/1992, y el Real Decreto 2364/1994.

Siempre que se finaliza una investigación se entrega un informe profesional con todas las actuaciones realizadas y pruebas obtenidas, y solo los detectives habilitados pueden ratificar dichos informes ante los tribunales de justicia.

La jurisprudencia española, respalda esto, en las innumerables sentencias dictadas; desde el Tribunal Supremo hasta el Constitucional.

En la Ley de Enjuiciamiento Civil, en su artículo 265, Ley 1/2000, de 7 de enero, se confiere una gran importancia a las pruebas e informes emitidos por los detectives privados, ya que los informes que emitimos tienen carácter de testimonio cualificado y no son impugnables por la otra parte si son ratificados en sede judicial.

Según considera el Tribunal Supremo, el Detective Privado es considerado testigo privilegiado en un proceso judicial, siendo un medio de prueba dotado de exclusividad. La actividad de los Detectives Privados es prueba válida en jurisdicción civil, laboral, contencioso-administrativa, mercantil… Asimismo, se admiten en la jurisdicción penal y eclesiástica en cualquier instancia.

Sí, en todo momento. Es una obligación legal de los detectives privados y además en Donec detective valoramos profundamente la confidencialidad y la discreción porque es un elemento clave de nuestro trabajo.

Del mismo modo, entendemos que todos nuestros clientes deben preservar siempre su imagen y su identidad segura. Trabajamos siempre con esta premisa en mente y cuidamos todos los detalles al máximo: desde las reuniones y el proceso de las investigaciones hasta las entregas de documentación. Puede estar totalmente tranquilo de que tendrán las mayores garantías profesionales.

En algunas ocasiones sí, pero otras investigaciones se pueden alargar más de lo que se estima en un principio en la planificación de los servicios, ya que intervienen muchos factores externos a la hora de obtener las pruebas necesarias para verificar una conducta o una situación. Desde nuestra agencia de investigación realizamos análisis exhaustivos de cada caso para que sean lo más óptimos posibles y no haya sorpresas, aumentado así el presupuesto de los servicios de manera considerable.

De ninguna manera. La Ley le ampara en caso de encargar investigaciones y posibles seguimientos a personas, siempre que estas sean legítimas y no se haga un uso indebido de la información.

El informe del detective privado es aquel documento escrito donde se exponen todas las circunstancias de la investigación y que sirve de prueba ante el tribunal que ha de fallar el proceso o ante el cliente.

Todos los informes tienen una estructura determinada: La relación de los hechos debe ser cronológica, de los más antiguos a los más recientes. También se adjuntan todas las pruebas gráficas y documentales obtenidas en el transcurso de la investigación.

Todos los informes deben incluir un número de expediente, el asunto de que se trata, la persona o personas físicas o jurídicas a investigar, los objetivos de la investigación y la identificación del profesional que ha llevado a cabo la investigación.

En todas las investigaciones existen un riesgo, pero los detectives privados son profesionales formados y preparados para llevar a cabo estos servicios.

En Donec detective gracias a nuestras experiencia, nuestras aptitudes y nuestra exhaustiva planificación de las investigaciones reducimos a máximos esos riegos, ya que un principio básico de nuestra política de trabajo es la discreción.

En todo caso siempre existe una reserva absoluta de confidencialidad y en ningún momento se podrá saber que nuestro cliente ha encargado un servicio de investigación.

Los detectives privados utilizan diferentes herramientas para constatar las averiguaciones realizadas de manera gráfica y documental como videocámaras, cámaras fotográficas, cámaras ocultas etc..

Por otro lado utilizan infinidad de vehículos de diferentes tipos para realizar los seguimientos y vigilancias, como pueden ser furgonetas, coches, motos etc..

En cuento la vestimenta, los detective privados según el entorno y la situación de cada investigación llevan una ropa de una forma determinada.